Introducción

La Clínica IMQ Zorrotzaurre cuenta con una cartera de servicios avanzada, con la innovación como referencia continua. La tecnología médica de última generación, aplicada en técnicas quirúrgicas y diagnósticas, tiene gran importancia en la actividad diaria. Además, en la Clínica se emplean aplicaciones informáticas especialmente diseñadas para el entorno médico, afianzando así su posición de liderazgo en la sanidad.

Tecnología:

La Clínica está dotada de equipos y tecnología del más alto nivel resolutivo que, junto con la experiencia de los profesionales, nos permite prestar de forma eficiente los servicios asistenciales ofrecidos. 


Técnicas de vanguardia:

Los servicios asistenciales de IMQ han desarrollado y aplicado siempre técnicas de vanguardia en la atención a sus pacientes. Disponemos de las técnicas más avanzadas en Cirugía Laparoscópica, Cirugía Oncológica, Cirugía Plástica, Cirugía Cardiaca y Cirugía Torácica.

Aplicaciones informáticas:

IMQ ha realizado una gran inversión en desarrollos informáticos para facilitar y agilizar el trabajo del personal de la Clínica, así como fomentar la interrelación entre áreas y centros médicos. De esta forma conseguimos ofrecer a nuestros pacientes un servicio más completo, rápido y de mayor calidad.

Robot da Vinci

El Sistema Quirúrgico Da Vinci, consiste en una plataforma robótica de última generación capaz de realizar cirugías complejas y muy delicadas con una mínima invasión del cuerpo humano y una mayor precisión. El Sistema da Vinci –que se utiliza para múltiples procedimientos quirúrgicos, especialmente en prostatectomías-, está controlado por un cirujano que opera desde una consola. Se diseñó para facilitar la cirugía compleja empleando un enfoque mínimamente invasivo. Pretende superar las limitaciones propias de la cirugía abierta y laparoscópica, mejorando en términos de visión, precisión y control las habilidades del cirujano. El robot da Vinci no es autónomo; requiere de la intervención del cirujano en el quirófano.


El robot quirúrgico Da Vinci se compone de una consola ergonómica desde la que el cirujano opera sentado y que se encuentra en el mismo quirófano. Al lado del paciente se sitúa la torre de visión (formada por controladores, vídeo, audio y proceso de imagen) y el carro quirúrgico que incorpora tres o cuatro brazos robóticos interactivos controlados desde la consola, en el extremo de los cuales se encuentran acopladas las distintas herramientas que el médico necesita para operar, tales como bisturís, tijeras, unipolar, etc.

Ventajas de la Cirugía Robótica para el médico:

  • Mejora la visión: La imagen del área quirúrgica es más clara.
  • Visión tridimensional de alta resolución: El uso del Robot da Vinci le permite al cirujano ver en tres dimensiones en lugar de en dos dimensiones.
  • Mayor precisión: El robot elimina el temblor natural y garantiza la precisión de los movimientos del cirujano.
  • Facilita las técnicas quirúrgicas. Permite giros imposibles para la mano humana.
  • Intervenciones en zonas de difícil acceso.


Beneficios para los pacientes:

  • Estancia hospitalaria más corta.
  • Menos molestias y dolor post operatorias.
  • Cicatrices más pequeñas.
  • Menor riesgo de infección.
  • Menos pérdida de sangre.
  • Recuperación más rápida y vuelta a la vida normal.


Algunas de las cirugías más habituales en las que se puede utilizar el Robot Da Vinci son:

  • Cirugía urológica
  • Cirugía ginecológica
  • Cirugía del aparato digestivo

Resonancia Magnética Abierta

La clínica Zorrotzaurre tiene instalado un equipo Hitachi de resonancia magnética abierta de 1,2 Teslas.

La gran diferencia de las resonancias magnéticas abiertas sobre las convencionales radica en la comodidad que perciben los pacientes. Su capacidad de resolución y de realización de imágenes es semejante a los aparatos de resonancia magnética convencional, pero además cuenta con numerosas ventajas:

  • Al ser un aparato abierto, minimiza el efecto de claustrofobia generado en algunos pacientes, evitando sedaciones innecesarias.
  • Pacientes que por sobrepeso no pueden ser explorados en una resonancia magnética convencional, pueden obtener imágenes de su cuerpo mediante este aparato.
  • Mayor facilidad de acceso al aparato para las personas de mayor edad o movilidad restringida.
  • Los niños pueden estar acompañados por sus padres, manteniendo permanentemente contacto con ellos.

Acelerador lineal

El acelerador lineal es un dispositivo que se utiliza para realizar sesiones de radioterapia a enfermos oncológicos en cualquier órgano del cuerpo. Este tipo de tratamiento con rayos X permite destruir células cancerosas sin afectar a los tejidos circundantes sanos. Los usos habituales son:

  • Radioterapias convencionales.
  • Radioterapia con intensidad modulada.


El acelerador lineal emplea tecnología de microondas para acelerar electrones que se hacen chocar contra un blanco de metal pesado obteniendo un haz de rayos X de alta energía.

La configuración de este tipo de equipo permite administrar la radiación al tumor desde cualquier ángulo moviendo el gantry (parte del acelerador por la que sale el haz de rayos X) y la camilla donde se ubica el paciente.